16/11/2014

Desde lo alto de Gran Canaria...


Algunas fotos de Gran Canaria desde el Roque Nublo y el mirador de los Pechos.

"Gran Canaria" paisaje Teide foto Canarias Valentina
Valentina en el centro de Gran Canaria. Foto: Sergio Formoso
Roque Nublo Gran Canaria Canarias
Roque Nublo. Foto: Sergio Formoso
Roque Nublo 3731
De izq. a der. Roque Nublo, Altavista y Roque Bentayga. Foto: Sergio Formoso
"Roque Nublo" "Gran Canaria" "Islas Canarias"
La sombre del Roque Nublo. Foto: Sergio Formoso
Ra 3748
Puesta de sol desde el mirador de los Pechos. Foto: Sergio Formoso
Paisaje Tenerife Teide Gran Canaria
La isla de Tenerife. Foto: Sergio Formoso
Gran Canaria
Gran Canaria desde Tenerife. Foto: Sergio Formoso
Twitter @Sergio_Formoso

Por favor, no uses estas imagenes en páginas web, blogs u otros medios sin mi permiso por escrito.
© Sergio Formoso. Todos los derechos reservados.

Please don't use these images on websites, blogs or other media without my written permission.
© Sergio Formoso. All rights reserved.

31/8/2014

Marrakech, "This way is closed"


7 horas le costó al tren llegar a Marrakech desde Meknès. El viaje se me hizo bastante duro porque la noche anterior sufrí una diarrea que nunca olvidaré y no pude pegar ojo. Además el tren iba lleno, me senté en el lado por el que pegaba el sol y me asaba de calor... :)

Nada más llegar me tiré de cabeza al primer bar que encontré, necesitaba una cola bien fría que, por cierto, me cobraron a precio español (unos 20 dirhams).

Cogí un taxi para llegar a la plaza Djemaa El-Fna, el corazón de la ciudad y entrada a su famosa medina. Supongo que tenía que haber regateado el precio, 35 dirhams, pero no tenía fuerzas, solo quería llegar al hostel y morir un rato.

La primera vista que tuve de famosa plaza me fascino. Al llegar, la música y el humo de los restaurantes de quita y pon, que pueblan la plaza al atardecer, llenaban el ambiente y tenía la sensación de estar en un sitio mágico. Pero ese día me fui pronto a dormir, necesitaba recuperar fuerzas.

Foto de Djemaa El-Fna la famosa plaza de Marrakech con la Mezquita Koutubía al fondo
Djemaa El-Fna, la torre del fondo es la Koutoubia, la hermana de la Giralda de Sevilla. Foto: Sergio Formoso

A la mañana siguiente, siguiendo mi estilo, es decir, sin rumbo, me lancé a descubrir la famosa medina de Marrakech.

Pero empecé a agobiarme pronto con la gente. La frase más oída aquel día fue "my frrriend, this way is closed". Me la repetían una y otra vez mientras callejeaba con el objetivo de llevarme por donde querían. Como no hacia caso se inventaban excusas como que había una mezquita o que la plaza me quedaba en la dirección contraría. Alguno trato de impedirme el paso físicamente agarrándome del brazo, una situación nada cómoda que no supuso más problema que apartarlo de en medio.

Personajes del famoseo, su plaza patrimonio de la humanidad Djemma El-Fna, sus zocos, su aeropuerto con vuelos low cost han convertido a Marrakech en la ciudad más famosa de Marruecos para los turistas. Algo que se nota en mejores transportes, mucha oferta en tiendas, restaurantes y vida nocturna. Desgraciadamente, algunos de sus habitantes han visto una manera de salir adelante a costa de tantos turistas que se sienten abrumados cuando se internan en el laberinto de una enorme medina como la de esta ciudad. Ni que decir tiene que no son todos, y que haciendo caso omiso a sus indicaciones no tuve mayor problema. Tal vez a mi me agobiaron un poco más porque iba solo. En aquel momento reconozco que me sentía bastante a disgusto.

Foto de un atasco en la medina de Marrakech
Atasco en la medina de Marrakech. Foto: Sergio Formoso

En la medina de Marrakech sientes que tu vida peligra a cada paso, y no porque quieran matarte, es más bien por su tráfico alocado. Para empezar no es peatonal como la de Fez, así que a los peatones, a las personas que empujan carros, a los burros, a los ciclistas hay que sumar motos y coches que provocan atascos. Lo mejor que puedes hacer es caminar lo más recto posible y ellos te esquivaran. Me quede con las ganas de poner una gopro en una moto, las imágenes tienen que ser más intensas que las de un gran premio de MotoGP. 

En las medinas más de una vez viví una situación que me resultaba curiosa y me hacia sentir muy tonto. Cuando cedía el paso en un sitio estrecho, todos los que venían detrás de mí se me colaban :)

Foto de una calle llena de gente en la medina de Marrakech
Calle de la medina de Marrakech. Foto: Sergio Formoso

Djemma El-Fna es la mayor atracción de la ciudad y la puerta de entrada a la medina. En 2001 la UNESCO la inscribió en su lista de lugares patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Para conocer más sobre la plaza recomiendo la entrada del blog Viajar Por Marruecos sobre ella.

Hay que andarse con cuidado con los avispados pobladores de la plaza. En una ocasión se me ocurrió hacer una foto a un grupo de músicos a cierta distancia. Uno de ellos se percató y mando a otro que vino corriendo a pedirme dinero de muy mala maneras. Tomé la decisión de borrar la foto, que era muy mala, ante el tono que estaba tomando la situación. En otra ocasión un ancianito con un violín al que no había ni mirado me persiguió un rato pidiéndome dinero. Otra, en uno de los corros de gente que se forman entorno a un grupo de música, uno de los músicos me pidió dinero solo por mirar. Como no le dí me dijo algo de manera poco agradable... Pero si te olvidas de todo esto y te dejas llevar hay que reconocer que el ambiente nocturno que se vive en la plaza es impresionante. Mirad el vídeo.



¿Habéis visto como uno se da cuenta de que estoy grabando y viene a pedirme su dinero? Éste, por lo menos, fue correcto. Dí 10 dirhams, algo menos de un euro.

Mural de los hinchas de un equipo de fútbol en Marrakech
Mural de los hinchas de un equipo de fútbol. Foto: Sergio Formoso

La mañana del segundo día me largué a la zona nueva de la ciudad para ver como se vivía fuera de una medina, bueno y porque no decirlo, porque estaba agobiado de tanto medina, de tantas ganas de guiarme y de pedirme dinero por nada. Cuando viajo tengo el objetivo de no ver solo las cosas pintorescas enfocadas a los turistas y normalmente también visito los barrios y otras cosas menos interesantes.

Generalmente la estructura de las ciudades marroquíes se compone de dos partes, la medina, que es la parte antigua de la ciudad, donde todavía se mantiene un estilo de vida más o menos tradicional y la nouvelle ville (ciudad nueva) construida durante la época del protectorado francés. En la nouvelle ville de Marrakech vi el único supermercado estilo europeo en todo el viaje. 

Foto de una familia en moto en Marrakech al fondo anuncios que nada tienen que ver con la familia
Publicidad vs. vida diaria. Foto: Sergio Formoso

Antes de viajar a Marruecos pensaba encontrar un país mucho más parecido al nuestro. Teniendo en cuenta de que se necesita tiempo para captar como puede ser la realidad de un país, esa idea preconcebida saltó por los aires una vez allí. Creo que las diferencias culturales son importantes, probablemente no solo influenciadas por la religión. Estas diferencias son mayores en las medinas y en ciudades pequeñas y menores en la zonas nuevas llenas de apartamentos, tiendas y restaurantes a la europea donde se aprecia que la globalización también está presente.

Un palmera antena móvil en Marrakech
Soluciones ingeniosas, esta palmera es falsa, entre las palmas se esconden antenas de telefonía. Foto Sergio Formoso

Caminando pasito a pasito llegué a los jardínes de Menara, un lugar donde los habitantes de la ciudad van a pasar el día. El estanque no se parece mucho al de las postales, maldito photoshop.

Foto del estaque de los jardines de Menara en Marrakech
Estanque de los jardines  Menara. Foto: Sergio Formoso

Si bien no puedo decir que Marrakech me enamorase mucho, de hecho a punto estuve allí cansado del carácter de alguna gente volverme a mi país, tiene muchas cosas que me gustaron. Como por ejemplo las tumbas saadíes, de la época del sultán Áhmad Al-Mansur (1578-1603).

Tumbas saadíes
Tumbas saadíes. Foto: Sergio Formoso

Quizá lo que más me llamo la atención es que las tumbas saadiés permanecieron olvidadas durante dos siglos y medio. El motivo es que a Mulay Ismail le pareció conveniente eliminar toda huella del pasado de la dinastía Saadí y sello su entrada. No fue hasta 1917 cuando fueron divisadas desde vuelos de reconocimiento de la administración colonial francesa.

Zocos de Marrakech
Lamparas, telas y zapatos son solo algunas de las mercancías del zoco de Marrakech. Foto: Sergio Formoso 

ALOJAMIENTO Me alojé en el hostel Rainbow, en una habitación de 8 camas por unos 6 € noche desayuno incluído. Se trata de un riad, si por riad entendemos una casa de la medina con un patio central y habitaciones alrededor de éste. Es fácil de encontrar, detalle importante, muy animado, organizan cenas con comida tradicional, tiene música moderna que por supuesto bajan cuando desde las mezquitas llaman a la oración. Le daría un 7 sobre 10. Allí reserve la excursión "guiri" al desierto.

ENLACES

Si te interesa información historia sobre Marrakech puedes visitar el blog Viajar por Marruecos.

Twitter @Sergio_Formoso

Por favor, no uses estas imagenes en páginas web, blogs u otros medios sin mi permiso por escrito.
© Sergio Formoso. Todos los derechos reservados.

Please don't use these images on websites, blogs or other media without my written permission.
© Sergio Formoso. All rights reserved.

25/8/2014

Las Meninas de Canido en Ferrol


Cosas qué ver y hacer en Ferrol: recorrer el barrio de Canido, uno de los más populares de la ciudad, buscando las versiones que un grupo de artistas ha ido pintando en muros y fachadas del famoso cuadro de Velázquez, "Las Meninas". (Este párrafo parece sacado de la guía Lonely Planet)

Las Meninas de Canido en Ferrol
Grupo de "meninas" en un solar. Foto: Sergio Formoso
Las Meninas de Canido es un movimiento que partió del artista ferrolano Eduardo Hermida, cuando en 2008, acompañado de su hija, decidió pintar, sobre la fachada de su casa, una primera "menina". Desde entonces numerosas "meninas" han aparecido por todo el barrio de Canido con el objetivo de llamar la atención y revitalizar esta zona de la ciudad castigada por años de abandono.

Canido es, ademas del hogar de "las meninas", el barrio de donde tengo los primeros recuerdos de Ferrol. Allí, en la rúa Atocha, vivía mi bisabuela "Josefa" y varios tíos de mi madre, familia por la que todos los veranos cruzábamos España desde Valencia. Es una zona a la que le tengo especial cariño.

Las Meninas de Canido en Ferrol
"Las Meninas". Foto: Sergio Formoso

Las Meninas de Canido en Ferrol
"Las Meninas". Foto: Sergio Formoso

Al principio se pintaron sobre las fachadas de casas abandonadas, después también en las habitadas.

Las Meninas de Canido en Ferrol
Grupo de "meninas" en la fachada de una casa habitada. Foto: Sergio Formoso

Las Meninas de Canido en Ferrol
Meninas por todas partes". Foto: Sergio Formoso

Esta última es quizás la que más me gusta, "La Menina Lanzacoches" mezcla de Mezinger Z, Bender y Godzilla.

Las Meninas de Canido en Ferrol
"La Menina Lanzacoches". Foto: Sergio Formoso

ENLACES


Por favor, no uses estas imagenes en páginas web, blogs u otros medios sin mi permiso por escrito.
© Sergio Formoso. Todos los derechos reservados.

Please don't use these images on websites, blogs or other media without my written permission.
© Sergio Formoso. All rights reserved.

19/8/2014

Paisajes de la Ría de Ferrol


Venga, una de recopilación de esas fotos que voy haciendo... en este caso el tema es la ría de Ferrol. Por cierto que Ferrol es la ciudad de origen de mi familia y donde viven la mayor parte de ella. Seguramente dedicaré más de un artículo a esta maravillosa ciudad.

De momento tengo cuatro fotos.

- La primera esta hecha desde la batería de A Bailadora, una instalación militar de las muchas que rodean Ferrol, que es uno de los mejores miradores sobre la ría. Por cierto que la zona esta repleta de caminos de tierra, ideales para excursiones a pie o en bicicleta de montaña.

Vista de la ría de Ferrol desde la Batería de la Bailadora en Mugardos
Vista de la Ría de Ferrol desde la batería de la Bailadora en Mugardos. Foto: Sergio Formoso
- Las dos siguientes están hechas desde la carretera que recorre la orilla norte de la ría en dirección al castillo de San Felipe. En la primera se ve la base militar de Ferrol y los astilleros de Navantia al fondo. 

Ría de Ferrol, base militar y astilleros de Navantia
Fotografía tomada desde la carretera que lleva al Castillo de San Felipe. A la izquierda la base militar,
al fondo los astilleros de Navantia. Foto: Sergio Formoso

En la segunda se ve la planta de gas de Reganosa en Mugardos. Esta instalación que levanto mucha polémica en la ría. 

Ría de Ferrol orilla sur, planta de gas de Reganosa en Mugardos
Orilla sur de la ría de Ferrol. La instalación que se ve en la foto es la planta de gas de Reganosa en Mugardos.
Foto: Sergio Formoso

- La última, por ahora, es de la bajamar en la zona de A Cabana/ A Malata y es que no tengo muy claro que es A Cabana y que es A Malata... Aquí se encuentran las instalaciones deportivas de la ciudad, como el estadio de fútbol del Racing de Ferrol. También se encuentra allí el Mesón O Sexto Pino que lo voy a recomendar sobre todo su plato de raxo.

Bajamar - Ría de Ferrol
Bajamar al anochecer en la ría de Ferrol. Foto:  Sergio Formoso

Please don't use this image on websites, blogs or other media without my written permission.
© Sergio Formoso. All rights reserved.

3/3/2014

La ciudad romana de Volúbilis en ruinas


Siguiendo los consejos de la guía Lonely Planet, fui hasta Volúbilis a pie desde Mulay Idris. Apenas 4 kilómetros entre olivos recorriendo una carretera desierta por la que solo pasaban Mercedes voladores.

Mulay Idris, Volúbilis, Mercedes
Mulay Idris se desparrama por una colina al fondo como si fuese un plato de cuscús.
Un mercedes vuela por la carretera hacia Volúbilis. Foto: Sergio Formoso

Dicen que Volúbilis es el yacimiento arqueológico mejor conservado del norte de África. Se trata de las ruinas de una ciudad fundada por los cartagineses en el siglo III antes de Cristo, ocupada después por los romanos, luego por los musulmanes y finalmente abandonada. Desde 1997 es patrimonio de la humanidad.

Volubilis
Ruinas de Volúbilis: Foto Sergio Formoso

Entrar en Volúbilis cuesta 20 dirhams (1,8 € aprox.), pero me colé. No era mi intención. Simplemente seguí la carretera hacia las ruinas, rodeé el museo buscando la entrada y cuando me di cuenta, estaba dentro. Reconozco que después del incidente en Mulay Idris no me siento culpable, recuperé parte de lo pagado al viejo(lobo).

Volúbilis - II
Decumanus Maximus, la calle principal. Foto: Sergio Formoso

Volúbilis - I
Decumanus Maximus, la calle principal. Foto: Sergio Formoso

Como en todo Marruecos, en Volúbilis también se puede contratar un guía para que te enseñe el yacimiento. Personalmente no me gustan porque te llevan donde quieren y te quitan libertad. Así que, como otras veces, confié en mi guía de viajes, pero al rato me di cuenta de que había fallos de localización y no encontraba casi nada. Donde decía que había tal mosaico estaba otro y tenía que buscar las descripciones para adivinar cual era en realidad.

Volubilis
Este mosaico es sobre las 12 pruebas de Hércules. Foto: Sergio Formoso
Volubilis
Las ninfas tomando el baño es de los más bellos mosaicos de Volúbilis. Foto: Sergio Formoso
Volubilis
Basílica. Foto: Sergio Formoso

Volúbilis estuvo habitada hasta el siglo XVIII. Entre Muley Ismail, que decidió desmantelarla para, con sus piedras, levantar su nueva capital, Meknès, y el terremoto de 1755, el mismo que destruyo Lisboa, se cerraron casi dos mil años de ocupación. Teniendo esto en cuenta, me pregunto hasta que punto es cierto que lo que ves pertenezca a una ciudad romana.

Volubilis - Arco de Caracalla
Arco del triunfo, año 217, construido en honor del emperados Caracala y su madre. Foto: Sergio Formoso

Pasé un buen rato recorriendo calles, oyendo furtivamente algunas explicaciones que un guía daba a unos turistas y buscando mosaicos mientras esperaba el atardecer, la mejor hora para hacer fotos en Volúbilis.

Volubilis
Foto: Sergio Formoso
Volubilis
Puesta de Sol en la basílica de Volúbilis. Foto: Sergio Formoso

Cuando anocheció me decidí a volver, pero, sorpresa, no había taxis para salir de allí en el aparcamiento. Abatido y resignado ante la idea de deshacer los 4 kilómetros de camino hasta Mulay Idris  -en ese momento me encontraba mal de salud- me compré un par de botellas de agua y comencé a caminar. Por suerte, apareció un ángel de la guarda, el señor de la tienda de recuerdos, que me acompaño hasta el cruce por donde pasaban los grand taxi con dirección a Mulay Idris desde otro pueblo cercano.

En Mulay Idris todavía me quedaba la última situación graciosa del día. Una de los siete apretujados ocupantes del grand taxi a Meknès era como mi abuela gallega en versión marroquí. La buena mujer hizo como hace la madre de mi madre, hablar con el primero que pilló en su idioma, lo entienda o no. Me hizo sonreír.

ENLACES
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...